Reseña de "Aquelarre" por la editorial Advook.

Somos BRUJAS, somos MUJERES, somos LIBERACIÓN, SOMOS nosotras. W.I.T.C.H. implica la destrucción del fetichismo de la pasividad, el consumismo y la mercancía. Nuestro propósito a corto plazo es hacernos mejores brujas, atacar donde menos se espera, poseer a otras mujeres con la fiebre de las brujas y revelar que la rutina de la vida diaria es el teatro de la lucha. W.I.T.C.H. es un todo de todas las mujeres. W.I.T.C.H. vive y ríe en cada mujer. Es la parte libre de cada una de nosotras. Si eres una mujer y te atreves a mirar dentro de ti, eres una Bruja. Crea tus propias normas. Eres libre y hermosa. Todo lo represivo, lo orientado únicamente a los hombres, lo codicioso, lo puritano, lo autoritario, esos son tus objetivos.


Todas estas frases provienen de manifiestos, conjuros y acciones de W.I.T.C.H. (Women International Terrorist Conspiracy from Hell), un movimiento feminista de acción directa que nació en Estados Unidos a finales de la década de 1960 y que reclamaba la destrucción radical del patriarcado. En un momento de gran agitación social y revueltas contraculturales (auge la nueva izquierda, lucha estudiantil, movimiento feminista, black power…), W.I.T.C.H. señalaba las incongruencias de la ola revolucionaria que estaba tomando vuelo, alzándose incluso contra el paternalismo de sus supuestos compañeros, hombres militantes que no las tomaban en serio, que las ninguneaban y que dejaban siempre "para más adelante" la agenda de las mujeres. Escandalosas, salvajes, guerrilleras, las W.I.T.C.H. anunciaban el retorno de las brujas y hacían suya la imagen y el espíritu de esas mujeres valientes, curiosas, independientes y liberadas sexualmente, que eran el símbolo de una larga historia de resistencia.

Las ilustraciones y el nombre de este libro, Aquelarre, son al mismo tiempo homenaje y reivindicación de ese espíritu de lucha contra las estructuras que en pleno siglo XXI todavía continúan oprimiendo y violentando a las mujeres por el mero hecho de serlo. Esta obra parte del convencimiento de que, como ya apuntaban las W.I.T.C.H. hace cincuenta años, el patriarcado es una superestructura también cultural, y como tal, su derrota pasa inexorablemente por este terreno. Es por ello que en sus páginas, Aquelarre. La emancipación de las mujeres en la cultura de masas propone un estudio científico, pero en tono divulgativo, de los distintos sectores culturales y medios de comunicación desde una perspectiva de género. Conscientes de la enorme influencia que la industria cultural y mediática tiene en la conformación de los imaginarios, y también del papel esencial que los media y las redes sociales juegan en las estrategias de lucha del movimiento feminista en su cuarta ola, Aquelarre ofrece por primera vez un estudio panorámico sobre el rol de las mujeres en la radio, la televisión, el cine, la publicidad, los nuevos medios digitales, los videojuegos, la literatura, la música, el periodismo y las revistas "femeninas". Con ello, sus autoras pretenden no solo realizar una aportación relevante al estudio científico-feminista de la comunicación y la cultura, sino contribuir con una voluntad divulgativa y a la vez activista, a la tan necesaria reconstrucción de la memoria histórica del feminismo.

Este libro, además, es una obra elaborada íntegramente por mujeres: desde el diseño y la dirección editorial, hasta la redacción de cada uno de los capítulos, pasando por la coordinación y la dirección de la colección en la que se integra. Sus responsables son profesoras, investigadoras y profesionales de distintas universidades y entidades españolas especializadas en el estudio de la comunicación y la cultura desde la perspectiva feminista.

El mensaje rupturista y la estética seductora de aquel grupo de guerrilleras urbanas que fueron las W.I.T.C.H., no solo se expandió por distintas ciudades norteamericanas del momento, en las que pronto se formaron nuevos colectivos de mujeres que recogían el testigo y adoptaban las siglas del movimiento, sino que hace apenas unos años, en 2016, el imaginario de las brujas era recuperado en Portland (Oregon) con la creación de una nueva ola W.I.T.C.H., replicada posteriormente en varias ciudades de Estados Unidos y Europa. Con la publicación de Aquelarre. La emancipación de las mujeres en la cultura de masas, invitamos a todas las personas comprometidas con la defensa de los derechos humanos de las mujeres y con la lucha contra su opresión, a convertirse en brujas, o, como decían las W.I.T.C.H., en mujeres no dóciles, enfadadas, alegres e inmortales. Y evocando el alegato final de uno de sus hechizos más populares, te pedimos:

Pasa la Palabra, Hermana.

Fabiola Millán, Irene Liberia Vayá y Bianca Sánchez-Gutiérrez..

Editoral Advook. 

Prólogo de "La invención del pasaporte" por Eduard...
Entrevista en el programa de Kale Nagusia de Onda ...
 

Comentarios

Todavía no hay comentarios. Sé la primera!
Guest
Viernes, 23 Abril 2021